¿Qué factores afectan en el envejecimiento de la piel?

Te contamos la rutina de belleza que debes seguir para tener una piel joven y sana

¿Quieres saber cómo mantener una piel joven y retrasar el envejecimiento? El paso del tiempo y sus consecuencias sobre la piel son inevitables, pero cuanto más tarde, mejor.

¿Cómo afecta la genética?

Hay una gran parte de la población que cree que las personas cuya piel aparenta menos edad de la real tienen una predisposición genética a ello.Pero esto es solo uno de los factores que influyen en el aspecto de la piel, de hecho según estudios que lo avalan, solo un 30% depende de ella  y el resto se puede conseguir con la llamada rutina de belleza.

Para entender de qué depende el 70% restante, hay que saber que toda la población está expuesta al exposoma.  Este término fue acuñado en 2005 por el director de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer y se refiere al conjunto de  factores de exposición a los que está sometida nuestra piel y que aceleran el envejecimiento de la misma.

Factores externos que afectan a la salud de la piel

Estos factores son externos y modificables y tan importantes que se han llegado a cuantificar. Se trata de: La radiación solar, la contaminación, el tabaco,la temperatura (frío/calor), el estrés, la falta de sueño  y el empleo de cosméticos.

Todos sabemos que tanto la luz visible como la radiación ultravioleta impactan sobre la piel. Algunas investigaciones ponen de manifiesto que las personas que no usan fotoprotección envejecen un 24% más que las que lo utilizan.

Respecto a la contaminación el nivel de partículas ambientales, el dióxido de nitrógeno o los altos niveles de ozono provocan un mayor número de manchas y formación de arrugas.

El tabaco tampoco ayuda ya que provoca un estrés oxidativo celular inhibiendo la defensa antioxidante del cuerpo. La piel pierde brillo y cambia de tonalidad.

En cuanto a la alimentación se ha comprobado que una dieta rica en antioxidantes retrasa los efectos del envejecimiento. Se anima, por tanto, al consumo de frutas y verduras, aceite de oliva y legumbres disminuyendo el consumo de carne, productos lácteos, azúcar y alcohol. Parece que la nutrición puede ser responsable del 30% de las arrugas.

El estrés y la falta de sueño son dos factores que están en estudio. Se sabe que el estrés crónico puede dar lugar a una disfunción del sistema inmune y daño del ADN. Dormir menos de 5 horas está relacionado con un aumento de los signos del envejecimiento y una disminución del efecto barrera de la piel.

Entre todos estos factores el uso de cosméticos influye de forma positiva ya que actúan de barrera frente a algunas agresiones externas. Utilizar los productos adecuados a cada tipo de piel ayudan a mantener la salud de la misma.

De todos es conocido que una buena rutina de belleza ayudará a la piel frente al envejecimiento prematuro pero llevarlo a cabo es más complicado. El ritmo frenético de nuestras vidas nos hacen perezosos a la hora de mimar nuestra piel. Sin embargo es más fácil de lo que parece y un buen hábito en dicha rutina hará que nuestra piel luzca joven más tiempo.

Nuestra rutina de belleza recomendada para lucir una piel joven

Toda rutina de belleza sigue los siguientes pasos:

1º Limpieza : Los expertos coinciden en que es el paso más importante de todos. Nos libra de las impurezas acumuladas en el rostro a lo largo del día y de los restos de maquillaje. Hace que los productos que pongamos a continuación penetren mejor.

2º Tonificar:  Ayuda a reequilibrar el ph de la piel que a veces se altera al usar las limpiadoras. Siempre a pequeños toques sobre el rostro.

3º Contorno de ojos: En esta zona la piel es más fina y los signos de envejecimiento se muestran a edades más tempranas.

*Podríamos incluir un paso más antes del contorno de ojos y aplicar un “pre serum”. Estas lociones ligeras y ricas en principios activos hacen que nuestra piel se equilibre, se hidrate y retexturice. Vuelven la piel más receptiva a cualquier tratamiento aplicado a posteriori.

4º Serum: Complementa la acción de la crema que apliquemos posteriormente y penetra en las capas más profundas.

5º Crema : Dependiendo de las necesidades de nuestra piel podemos elegir entre una gran variedad de cremas que resuelven problemas concretos como la luminosidad, las arrugas, la firmeza o las manchas.

6º Nutrición nocturna: Mientras dormimos la piel se regenera por eso es importantísimo una buena limpieza de la piel. Es aconsejable el uso de un cepillo facial que produce una limpieza más profunda, activando la circulación sanguínea al mismo tiempo. Posteriormente aplicaremos una crema nutritiva y regeneradora.

7º Factor de protección: independientemente de la época del año en la que nos encontremos es fundamental el uso de una protección solar . Las radiaciones UVA-UVB son causantes del envejecimiento de la piel.

Llegar a cumplir con esta rutina parece tarea imposible pero con un poco de esfuerzo y constancia podremos lucir una piel sana y bonita durante más tiempo.

Desde Farmacia y Bienestar te recomendamos unos productos de la línea Farma Dorsch para que seguir esta rutina sea un momento placentero y de relax en tu día:

*Agua micelar antioxidante que no necesita aclarado.

*Suerum, que además viene reforzado con proteoglicanos vegetales que aumentan su eficacia.

*En cuanto a la crema va a depender de tu tipo de piel, y tus necesidades. Así que en este caso nada mejor que consultar con tu farmaceútico para que la crema se ajuste a tus necesidades.

*Por último no queremos olvidarnos  de recomendar el cepillo de limpieza facial con termoterapia NUSU, con el que vamos a conseguir que todas la cremas potencien su efecto al penetrar mucho mejor en la piel.

Dejar un comentario

Your email address will not be published.